Juegos de mesa para niños

Juegos de mesa para niños

Los juegos de mesa para niños nunca pasan de moda. ¿Existe una forma mejor de aprender que hacerlo jugando? Y si además lo hacen compartiendo un divertido juego en grupo con otros niños, cara a cara y sin pantallas por en medio, mejor que mejor, ¿no?. Pues sigue leyendo porque, no importa los años que tenga el niño, existe un juego ideal para cada uno.

Juegos para niños

Un buen motivo para jugar con tus hijos es que durante el juego se crea una atmósfera ideal para educarles aunque sea de forma indirecta. Es evidente que el objetivo es disfrutar del momento y pasar un buen rato, pero durante el juego vamos a descubrir facetas de la personalidad de nuestros hijos que desconocíamos, y ahí, inevitablemente, saldrá nuestra vis educadora.

Cualquiera que tenga niños en su entrono, aunque no sean sus hijos, se habrá dado cuenta de que los pequeños disfrutan mucho jugando con los adultos, ya que se sienten protagonistas del momento y además pueden enfrentarse de tú a tú con los mayores. Además, no necesitarás ser condescendiente con ellos, ya que en muchos juegos te van a machacar sin compasión por mucho que te esfuerces.

niños jugando

Razones para jugar

Si hay algo verdaderamente memorable es ver a los más mayores jugando con los más pequeños. Y aquí los beneficios de los juegos de mesa se multiplican, porque resulta difícil determinar a quien beneficia más, si a nuestros mayores o a los niños.

Según van pasando los años nuestra actividad mental se va ralentizando, y estos juegos son una manera ideal para hacer un poquito de gimnasia cerebral, ya que enfrentarnos a retos intelectuales y forzar nuestras capacidades en una divertida competición, son los ingredientes más acertados para luchar contra el envejecimiento. Y si además lo hacemos jugando con nuestros seres queridos, pues momentazo asegurado.

juego

La familia que juega unida, permanece unida.

Está comprobado que jugar juntos es una de las mejores terapias posibles para una familia. Debido a que compartir momentos de diversión aumenta la sensación de felicidad y favorece la unión entre las personas. Si nos proponemos no dejarnos llevar por la urgencia del día a día y conseguimos reservar un par de horitas a la semana para jugar en familia, notaremos en poco tiempo como mejora la convivencia y aumenta la conexión entre nosotros. 

Eso si no tenemos en la familia jugadores muy competitivos, en cuyo caso puede que tengamos algunos momentos más tensos, pero al mismo tiempo nos garantizan divertidísimas escenas familiares. Son experiencias muy enriquecedoras, tanto colectivas como individuales, ya que jugando aprendemos a perder y también a ganar. 

¿Cómo empezar?

Todos los juegos están marcados en función de la edad a la que están dirigidos. Hay que elegir aquellos que estén creados para los años que tengan los niños, no solo para que sean capaces de jugar con cierta soltura, sino también, porque es muy importante que se sientan competentes durante el juego.

Además debemos pensar en los gustos y aptitudes de los pequeños, ya que existen múltiples estilos diferentes, y a poco que nos curremos un poquito la elección, vamos a acertar seguro. Otro factor a tener en cuenta es la duración aproximada de cada partida. Los juegos rápidos tienen más gancho, pero las aquellos de partidas largas suelen ser más profundos y crean una atmósfera mágica muy enriquecedora.

A día de hoy podemos elegir entre una gran variedad de juegos basados en distintas sagas de libros, películas o videojuegos según los gustos del niño. Por ejemplo: 

  • Disney, Frozen, Los Increibles, Marvel…

  • Harry Potter, Star Wars, Sherlock Holmes, El señor de los anillos…

  • Fortnite, Mario Bros, Pokémon…

  • Master Chef, Ahora Caigo…

¿Dónde jugar?

Una de la claves para incorporar con éxito los juegos de mesa a nuestra rutina familiar es crear un espacio en el que jugar cómodamente. Es preferible hacerlo en alguna estancia común de la casa. De esta forma  jugamos en «territorio de nadie». También es importante que no existan distracciones como televisiones, tablets y demás.

Respecto a jugar en la mesa o en el suelo, pues depende. A los niños les suele gustar más jugar en el suelo porque se sienten con más libertad de movimientos que si están anclados a una silla. Pero claro, quizás el juego en cuestión requiera de una mesa, o si juegan los mayores, resulte muy incómodo jugar en el suelo.

Los juegos de mesa son fáciles de transportar, y esto los convierte en compañeros ideales cuando vamos a casa de familiares o amigos o cuando nos vamos de excursión familiar o de vacaciones. Nosotros vamos a agradecer (y los niños también) un rato de juego más pausado en nuestras salidas a la playa o a la montaña. Hay tiempo para todo, y estos momentos no deberían faltar en nuestras vacaciones. 

Tampoco hace falta una excursión para divertirse jugando, basta con salir al parque o a la plaza y montar allí nuestro espacio.

Otro lugar en el que pueden resultar muy beneficiosos los juegos de mesa para niños es el aula. Crear dinámicas en clase en las que se usen juegos de mesa, puede ser una manera genial de fomentar todas las habilidades sociales y cognitivas propias de este tipo de juegos. Cooperación, competición, capacidad de concentración, gestión de la frustración, etc. En fin, son muchos los beneficios como para no aprovecharlos en nuestros colegios. 

 

Vídeo sobre jugar en clase

¿Cuándo jugar?

Lo ideal en este caso es que los niños se habitúen a este tipo de juego y se organicen ellos mismos. Pero ya hemos visto lo importante que es jugar en familia, por lo que es nuestra responsabilidad como adultos crear los momentos para que esto suceda.

Debemos dejar un hueco entre nuestras obligaciones semanales para jugar con los peques. Las tardes de los viernes o los domingos suelen ser las favoritas. Aunque es cierto que muchas veces surgen los momentos espontáneamente, durante las sobremesas o en esas tardes frías y lluviosas.

Conclusión

Pues como hemos podido ver, jugar a juegos de mesa tiene múltiples beneficios para los niños, tanto desde el punto de vista intelectual como en el desarrollo de la personalidad y de nuevas habilidades. Además, toda la familia se beneficia de este hábito, por lo que te animo a que sigas navegando en busca del juego más adecuado para vosotros.

¡A jugar!

 

Juegos de mesa para niños
5 (100%) 1 voto[s]

Contacto © juegodemesa.info - 2019 Legal